Rock & Roll
Kitchen Festival

El comienzo de septiembre se planteaba de locos, después del verano quedan algunos proyectos por rematar y empezar con otros nuevos que quedaron en stand by unas semanas. Aprovechamos una salida para toma de mediciones para visitar en la cercana Martos, la cocina de Javier y Marina, uno de los últimos proyectos acabados esta primavera, pero que iniciamos a mediados de 2016 y que teníamos muchas ganas de ver el resultado de final.

Cuando llegamos a la casa, pillamos a Marina, pareja de Javier arreglando el jardín, nos recibe y pasamos a su preciosa vivienda. Me sorprende gratamente comprobar como ha quedado la escalera en caracol, uno de los puntos claves, que de forma indirecta podía afectar a la integración estética de la planta baja ya que toda es un espacio diáfano, incluida la cocina.

La zona de tv y descanso contigua ya está acabada, salvo algún detalle decorativo, que nos apunta Marina, quedando perfecta para el tránsito a la cocina, con la barra dispuesta en ese extremo de la encimera.

El diseño se puede definir como fácil, sencillo, pero el resultado global es espectacular. El equipamiento está formado por dos bloques independientes. Una zona de columnas, ocupa la pared izquierda y en esta se sitúan el almacenamiento, frigorífico, lavado y secado, horno de vapor, microondas con calienta platos incluido, mueble escobero y vinoteca.

A a su derecha una isla donde se sitúan la zona de cocción y fregadero, se instaló una campana de la firma Frecan con una gran capacidad de aspiración, lo que les sorprendió gratamente, ya que tenían la preocupación de la aspiración de humos al estar el espacio abierto al salón. Tomas de corriente en la propia encimera, dotan de libertad de movimiento para la conexión de electrodomésticos pequeños.

Nuestros clientes traían una propuesta de diseño diferente que se fusionó con la de Estancias en la que el color blanco pensado en primera estancia pasó a negro enmarcado en madera roble natural . Otra de las soluciones aportadas será la pequeña barra elevada sobre la encimera junto al acceso a la piscina de la vivienda , que se ha convertido en solo un verano en el lugar preferido por la pareja , les permite cocinar y estar en contacto con sus invitados a través de una gran puerta corredera. Viendo el resultado final seguro que estarán encantados.

El material utilizado en esta ocasión para los frentes fue el famoso Fenix Negro Seda con interior de 19 mm antracita y gola inox. Las gavetas interiores se eligieron en Roble Halifax aportando un toque cálido. La encimera de 1,2 cms de grosor Dekton Spectra Solid brillo nos refleja el cañón de luz que dejan pasar los amplios ventanales. El fregadero Icoben en cristal negro pasa desapercibido sobre la encimera. La mesa y barra son de Baido compuesta por HPL de gran resistencia al rayado.